sábado, 29 de diciembre de 2007

México lindo

jueves, 20 de diciembre de 2007

Ratonas y mi demonio



Corriendo como siempre. Dormiré poco de nuevo, y espero no olvidar nada.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Mi propia cena navideña

Hoy saliendo del trabajo pasé a Sainsbury's a comprar unos encargos. La gente que sabe de lo bueno en la vida, quiere curries. Y condimentos para cous cous. No encontré lo que buscaba, pero una aproximación sí.

Llegué a mi casa y tengo unas cuantas horas para empacar, cenar, organizarme (hay varios pendientes urgentes), y tengo que trabajar en otro proyecto, por lo menos unas 2 o 3 horas. Mañana hay que cerrar la fase del proyecto en el trabajo, además está el lunch navideño, y en la noche cena en casa del jefe, o sea en un pueblito cercano.

Hoy empacaba y mi maleta rosada se llenó a más de la mitad, con chucherías y chuchulucos... todavía no he puesto ni una ropita mía. Entonces abrí una caja de christmas crackers que quería llevar, porque ocupa mucho espacio. Saqué unos cuantos y los aplasté para que cupieran en la maleta.... de por sí a lo mejor en gringolandia me los quitan, con eso de que son peligrosos explosivos. Abrí uno para mí misma, lo troné y me puse la coronita de papel dorado.

Así que mi cena de pasta con brócoli y tres quesos es mi propia cena navideña. Ahora a trabajar, que mañana es un día jéctico.

El fin de semana estaré en el bello Mexicalpan de las tunas.

jueves, 13 de diciembre de 2007

Cuando se es genial...


...se vale estar un poco loco.


Les presento a quien es, en mi opinión, la mejor cantante del mundo (entre las y los cantantes). Así de dramático el asunto, ya se me ha catalogado de drama queen. Ella ha ganado cantidad de premios, incluyendo músico del año, cantante del año, grammies, etc etc, consistentemente desde 1992. Sólo Pavarotti vendió más CDs que ella, pero claro, el buen Sr. P. ya se salió de la carrera (además qué chiste, cantó con las spice girls, con Bono y con medio mundo). A mí lo que me encanta de Cecilia es que se da permiso de ser diferente, de tener su propio timbre y una expresividad muy original (a algunos tradicionalistas tiesos eso no les gusta).

Una vez fui a un concierto suyo y salí eufórica, en uno de esos momentos de felicidad total. También la pude saludar y aproveché para decirle eso, que en mi opinión es la mejor cantante del mundo. Ella muy sonriente me dio las gracias. Es muy normal, muy sonriente y me parece que le encanta lo que hace :).

Advertencia 1: Al 95% de mis millones de lectores, a quienes no les gusta la ópera, les advierto que esta canción es un aria de ópera. uUUUUUUuuu. Tal vez no les encantará, pero seguro que van a poder apreciar que la voz puede ser un instrumento impresionante.

Advertencia 2: No es una canción para dormir. A mí me pone hiperactiva. Pero tal vez es porque tengo abierta la oreja a la que le gusta la ópera?

Les recomiendo que lo vean hasta el final, para que vean de lo que es capaz, además cada vez se divierte más y hace caras más chistosas, es genial ella. Y qué buena onda que se diverta tanto. Chequen cuanta energía le pone al asunto. También pueden checar la increíble exactitud de las notas, la facilidad con la que salta de registros graves a agudos y de regreso, cuantas frases se avienta sin respirar, y bueno, lo que quieran.


miércoles, 12 de diciembre de 2007

Puf, qué alivio

Les cuento que ya actualicé mis detalles con "hacienda" de Inglaterra, me registré como "self employed", y parece que estoy libre de preocupaciones con respecto a si mi permiso de trabajo aplicaba solo para deutsche. Pagaré mis impuestos en Abril, y tan tán, todos felices y contentos, espero.

Ahora el estrés se limita a que debo terminar una fase de mi proyecto antes de irme de vacaciones.

Pero en realidad todo es transitorio, y soy como un lirio en el agua.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Bonito


Les pongo ésta nueva composición que hizo Alina, lamamádesandra. Es que es muy bonita.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Dos

La petición de Alina (canción triste pero bonita)


Y ahora una contenta (y desafinada! cual debe ser!)


Estoy aprendiéndome la bonita de ratatouille :) A ver si se van los vecinos para cantar fuerte >:) así no se me duermen de aburrición... ni me dejan de hablar.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Chocoaventura ninja

(Y un video para que se rían, ahora sí, a sus anchas.)

Ninja

Hoy iba tarde y emocionada a mi clase de canto. Tan tarde, y tan emocionada, que cerré la puerta y dejé las llaves adentro. Eso me estresó un poco porque la puerta se queda cerrada con llave, y no tengo copias, pero decidí ir a mi clase sin preocuparme, que ya después encontraría la solución.

Regresé a las nueve de la noche, e intenté brevemente mis primeras teorías: que la ventana de la sala, que no sirve bien, se hubiera quedado sin llave: no fue el caso. Usar mi tarjeta de crédito o algo así para abrir la puerta: no se podía, tiene un chipote la pared de manera que no se puede intentar eso.

Pero la fortuna me sonreía de dos maneras: estaba el hecho de que ese día había pasado el camión a recoger mi basura orgánica, y estaba mi naturaleza de ninja. Entonces rodeé las calles con mi bici hasta encontrar el callejoncito al que da mi patio. Mi bote de basura verde todavía estaba en la calle, así que lo llevé hasta mi pared, para subirme en él y trepar hacia la azotea del cuartito que hay en mi patio. Ahora les comento las tres principales cualidades de un ninja: Equilibrio, silencio, y ante todo, saberse las canciones de Luis Miguel. Entonces me ayudé de la barda del vecino para subirme a mi bote de basura orgánica y colocar mi mochila y mi abrigo en el techo; y de mi flexibilidad de gato para alcanzar el borde del cuarto*. Después alcancé por suerte el tinajo que recoge agua de lluvia y por él me bajé hasta caer en mi patio. Mi abrigo se enlodó un poco, pero ese es el precio que hay que pagar. Fue entonces que me di cuenta de que el vecino había salido a su patio y escuchaba suspicaz. Le veía yo sus pelitos y el humo del cigarro. Para que no se preocupara, canté un poco de "contigo en la distancia", como el asalta bancos que chifla con aire casual. Y me dio mucho gusto ver que eso lo satisfizo y se volvió a meter a su cocina. Entonces moví mi otro bote de basura, el negro, hasta la pared del baño, que por suerte tiene un tragaluz que siempre queda semi-abierto para evitar la humedad. Me trepé, me torcí para entrar, y bajé a mi baño usando el radiador como escalera. Misión cumplida. Salí con mis llaves, y regresé todo a su lugar.

Qué gusto infinito me dio lograr entrar a mi casa... y tal vez me debería preocupar: con todos los candados que tengo (4 en la puerta del patio, 3 en la puerta de mi cuarto, 2 en la puerta de entrada), es realmente fácil.


Chistoso
Les dejo este video. Ríanse con toda liberatd por favor, que para eso lo puse y la risa es sana. Estoy intentando descifrar el portugués de una canción muy bonita que tenía que cantar hoy en mi clase.




Una versión bonita y de verdad?
Vean
http://www.youtube.com/watch?v=Md7lRGT4wtA

ya les pondré aquí la mía cuando me la sepa :o)



*parece que la modestia de los gurús bloggeros es contagiosa.

martes, 4 de diciembre de 2007

Respuesta-homenaje a Raúl Bañuelos

Respuesta-homenaje a Raúl Bañuelos

Una flor me dijo de la montaña cosas duraderas y tremendas.
Me dijo que a sus árboles la tristeza
les viene de las estrellas que los inundan.
Y que el viento le asusta y le libera
más que cualquier cosa cualquiera.

Una flor me dijo del viento cosas peregrinas y tremendas.
Me dijo que a sus raíces la montaña
les asusta y les libera
más que cualquier cosa cualquiera.
Y que el olvido le viene desde la tormenta
de estrellas que le inunda.

Una flor me dijo del hombre cosas duraderas, peregrinas
y tremendas.
Me dijo que el olvido le viene de la tristeza que le inunda.
Y que este instante le asusta y le libera
más que cualquier cosa cualquiera.

Un instante me dijo del hombre cosas duraderas, peregrinas
y tremendas.
Me dijo que la libertad le viene
de ser montaña, estrella y
árbol
y de ser hombre como cualquier cosa cualquiera.



El poema original:

Raúl Bañuelos

Un pez me dijo del río cosas largas y tremendas.
Me dijo que a sus piedras la dureza
les viene del agua que las golpea.
Y que la lluvia le duele y le entusiasma
más que cualquier cosa cualquiera.

Un pez me dijo del mar cosas anchas y tremendas.
Me dijo que a sus agallas el río le duele y le
entusiasma
más que cualquier cosa cualquiera.
Y que la amargura le viene del agua
de lluvia que le golpea.

Un pez me dijo del hombre cosas largas, anchas
y tremendas.
Me dijo que la dureza le viene de la amargura
que le golpea.
Y que la vida le duele y le entusiasma
más que cualquier cosa cualquiera.

Una vida me dijo del hombre cosas largas, anchas,
y tremendas.
Me dijo que la amargura le viene
de no ser mar, ni río ni lluvia
y de ser hombre como cualquier cosa cualquiera.



sábado, 1 de diciembre de 2007

Invierno

Anoche la felicidad se definió por un momento como estar con amigos en una galería. Escuchamos música antigua para cello, contemporánea (a Bach le llamaron contemporáneo!), y experimental. Yo no lo sabía, pero el cello puede hacer ruidos de marciano. Escuchamos poemas con un vaso de vino en la mano y comimos ensalada con jitomates ciruela y pan con queso.

Cuando la felicidad se define a sí misma pasan cosas diferentes. Así que de regreso a mi casa me topé con una caquita de unicornio, con un caracol y con un vampiro que se sorprendió porque no le tuve miedo. Es que yo venía cantando. Ah, también me encontré con otro ser mitológico pero me pidió anonimidad.

Hoy hace un frío del cocol y mis guantes se quedaron en el último tren de medianoche. Fuimos a la Winter Fair en mill road... a lo largo de toda la calle los negocios se ponen muy navideños y regalan café o mince pies, también se pone un tianguis donde se puede comprar comida de muchos lados y arte. Vimos una danza del león chino, probamos salsas picantes (tenían habaneros frescos) y vimos la samba brasileira. También entramos a una librería donde una autora canadiense de novelas de misterio nos platicó de su proceso creativo. Y después caminamos a la mezquita, donde nos dieron café, un pay y el corán.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Este mundo ya no es lo que era

Primero Jayne Cobb, y ahora resulta que fui al super a comprar mis verduritas, mi pasta, queso, cosas para los sandwiches de mañana, etc. Y que veo unas hamburguesas y que me da un antojo bárbaro. Hamburguesas?? Yo creo que hace 10 años que no se me antojaban de esa manera. Así que me las compre y cené hamburguesa (s, pero no hay que ventanearse). ¿Pero es que dónde vamos a parar?

Fuera de esos eventos de importancia cósmica les platico que fui a averiguar qué tendría que hacer para entrenar como maestra de matemáticas. Es que tienen muy pocos, aquí en inglaterra. Ya investigué pero creo que casi he decidido que no es lo que quiero.

Por otro lado, con Rasputín platicamos acerca de la hipersensibilidad a lo que puedan pensar los demás. Yo no sé por qué siempre me estoy preocupando por esas cosas. Es cansado... y además, la mayor parte de las veces, peco de pesimista. ¿Cómo hacerle para estar más tranquila y simplemente ser yo misma? Por lo pronto esta semana voy a escribir cada interacción en la que me sentí negativa, pesimista o paranoide. Lo más chistoso es que yo sé que mi percepción está distorsionada (ya le caí mal, piensan que soy una boba, les caigo mal porque soy callada, etc, etc, etc). Pero ese saber es a nivel racional y no me ayuda. ¿O sí?

Bueno, pues salud con hamburguesa con pepinillos.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Ladroncita

Por si no lo habían visto. Hagan click en la foto si no se anima solita. Cortesía de Eva.




"This bird, a seagull in Scotland, has developed the habit of stealing snacks from a neighborhood shop.

The seagull waits until the shopkeeper isn't looking, walks into the store, checks again nobody's looking, and grabs a snack-size bag of cheese Doritos. Once outside, the bag gets ripped open and shared by other birds.

The seagull's shoplifting started early this month when he first swooped into the store in Aberdeen, Scotland, and helped himself to a bag of chips. Since then, he's become a regular, and always takes the same type of chips! Customers have begun paying for the seagull's stolen merchandise because it's so entertaining! "

jueves, 22 de noviembre de 2007

Adelita



Mi sobrina preciosa, vestida para el día de la revolución. Poster creado y hecho por su mamá, Alina. (Gemas por Lauren Grier ~ "a 1000 miles away", marcos de las fotos por Robin Carlton y Christy Lyle ~ granola girl, detalles Lauren Grier & Zoe Pearn : Push Pops)

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Pero no se rían...

nomás sonrían. Tenía ganas de cantar, pero no se puede aullar, por aquello de los vecinos.

Es el lado oscuro, de Jarabe de Palo. Umbrío por la pena, la debo. Pero ya tengo un software para comprimir los videos, así que espero ponerla pronto.

video

lunes, 19 de noviembre de 2007

Yo quiero bailar, toda la noche

Bien, de emociones soy suave como la mantequilla, pero me encanta bailar.

¡Qué buen fin de semana tuve! El sábado tuve básquetbol. Como mi bici está ponchada, y se me hizo tarde, me tuve que ir corriendo al gimnasio, lo cual fue bueno porque no he corrido. Luego la práctica de básquet. De ahí me fui -caminando porque estaba cansada- a aprender bellydancing. Me gustó mucho, pero se me hicieron, claro, difíciles los pasos.

El domingo teníamos partido de básquet. De nuevo tarde, de nuevo a correr. Luego como el equipo enemigo no llegó, jugamos entre nosotras, cuatro contra cuatro, lo cual es muy buen ejercicio porque no hay repuestos, todas juegan todo el tiempo. Esa noche dormí como piedra.

Y hoy lunes fue el mejor día :o) Después del trabajo fui a una clase de hip hop. Me encantoooooó.... es un baile con mucha energía y claro, fueron poquititos los pasos que logré hacer bien, pero qué divertido! Yo de ahí soy, de veras. Fui feliz y si hubiera clase diario, diario iría. Entonces ya está, los lunes a clase de hip hop, los sábados de belly.

Del hiphop no les cuento porque seguro que lo han visto más allá del hartazgo. El bellydancing es un baile en el que se aislan los movimientos y las partes del cuerpo. Este paso es uno de los básicos. Se me hizo muy difícil, se llama "shimmy". Nótese que la pashmina acentúa el efecto, que se ve menos impresionante sin ella.






Bueno, no, mejor si les dejo un video de hip hop! Aquí están unas niñas bailando "hey mama" de los Black Eyed Peas, quienes por cierto son la neta.

cutie cutie, make sure you move your booty
shake that thing like we in the city of sin
...
like rice and peas and chicken stuffing

jueves, 15 de noviembre de 2007

El desfile de las vergüenzas, o che farò senza Euridice


Esta entrada, si me permiten hacerla mis congelados deditos,se trata de la obsesión cognitiva conocida como enamoramiento, crush, o como le llama wikipedia, limerence.

Yo digo que: que quéeee?. Es que a los 34 años, una pensaría que ya no se anda con esas sandeces, no? Pero heme aquí, obsesa y con pensamientos de lo más ejem, intrusos. Y quién es el objeto de mi obsesión cognitiva? Pues un actor, feo "como el pecado", republicano, maxi bully. Y su personaje es un moderadamente retrasado y grosero thug. Ja JA. Pero esos bíceps son puro arte. Bueno. Ya se me pasará, porque en efecto no soy una pollita primaveral.

Entonces pensé en hacer el desfile de las vergüenzas. Ahí les van los crushes que he tenido, sobre todo los más locos y extraños. Incluyo solamente los que no se me hicieron -digo, de los de la vida real :P. Disfruten.

El desfile de las vergüenzas

  • Alguno de los menudo. Ya ni me acuerdo como se llamaban, uno güerito.
  • Michael Jackson: y qué y qué. Era 1984 y en ese entonces, Michael Jackson todavía parecía: 1) ser humano, 2) hombre (casi), 3) negro y 4) no pedófilo. Thriller era la neta.
  • Verde: Un chavo de la secundaria, ni me acuerdo como era, pero creo que era alto, flaco y de piel morena.
  • Zarazúa: También de la secundaria. ¿Te acuerdas Alina? Yo no. Si lo viera hoy seguro me daba un infarto de tan feo.
  • Pedro de la prepa: Jijos! Era un chavito grosero, feo y vulgar.... a lo mejor tengo una debilidad por ahí.
  • Yáñez, el flemático portugués de Sandokan: sip, un personaje de libro. Estaba yo totalmente enamorada.
  • Rolando el rabioso: Sí! Se me hacía guapísimo! Excelente ;o)
  • Michael Biehn, de Alien
  • Eddie Vedder, cantante de la perla jamón


  • Graeme: éste es el único que lo merecía y con creces. No pondré foto aquí porque necesitaría permiso, pero es un bello hombre, en muchos sentidos.
  • Un tal Neil que era un poco sozo
  • Jayne Cobb! Feo, malo, grosero, pero algo ... algo.... (aparte de los mencionados biceps)


Creo que ya está. Qué locuras, no? Siéntanse libres de confesar y soltar las respectivas sopas.
:)

lunes, 12 de noviembre de 2007

QUESTIONS

War echoes
burnt the glittering butterfly,
my stomach is ashen and swollen.

Sunflowers,
my eyes swim in the blue sky
around the fence of indifference
and its charred territories.

Soft bites
of strawberry fill my mouth.
I am also crushed, flooded,
swayed by the lonely eyes
of the dog Art starved to death

Cold crispy tongues
of wind brush my tingling skin,
a foraging squirrel rustles the bed of brown leaves,
determined to hide one last hazelnut.

Under the oak
I fall inside myself, fall
past the leaves and into the earth.
The soil nurtures me, I grow
like a mushroom in my solitude.

.

viernes, 9 de noviembre de 2007

o-oh

Se me están secando los ojitos
Me encanta Rainer Maria Rilke
Compré el boleto para ir a México
Uso la bufanda que me dio Evis (y ya la quisieran los robles del otoño de hojas rojas abatidas por el viento cristalino)
Seré bailaora

miércoles, 7 de noviembre de 2007

CHIFLADURA

Tres características
responden
a negarse.

Chiflada,
cuando pienso
que mi cerebro
se suspende.

Loca,
si me conmuevo
en la metamorfosis
de mis pensares
catatónicos.

Demente,
al aullido de mi voz
cuando el foco solar
ilumina las ojeras
oscuras.

Soy tan sólo
la imprudencia
de los llamados
en juicio.

--Ana Laura González Cantú
.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Encerrada afuera

Otro día de chocoaventuras.

Fui a ver a Rasputín, y juntas excavamos un poco más alrededor de la construcción de mí misma. Yo medito mucho y por eso es poco lo que sale en el sitio arqueológico, pero sí salen algunas cosas. Parece que gran parte de mi auto-evaluación continua, y de mis preocupaciones innecesarias y saboteadoras, viene de lo difícil de complacer, y lo mucho que juzga mi padre. Tal vez nada nuevo bajo el sol, pero es útil por lo menos contemplarlo. A lo mejor ni es tan cierto, pero así se excava.

En fin, que después de barrer un poquito juntas las hojas secas de mi universo, fui al banco a depositar un cheque que con suerte y me permite comprar pronto mi boleto a Mexicalpan de las tunas (iUJUUUUUUUY!). Luego me fui a la librería BORDERS, que tiene arriba un starbucks al que puedes llevar libros de ahí mismo y leerlos mientras te tomas tu cafecito. En la escala de César yo creo que soy un ínfimo insecto, porque pedí un grande-sugar-free-hazelnut-skinny -latte-with-no-cream, je JE JE. Me llevé dos antologías de poesía y leí un ensayo de Ezra Pound acerca de la poesía moderna con el que lamentablemente estoy bastante de acuerdo. Digo lamentablemente, por que enfatiza que no podemos tratar diferente al arte de escribir (poesía) de el arte de la música, por ejemplo, y así como no podemos esperar que un violinista toque un concierto "por que se le antojó y es su hobby", no podemos esperar que se cree poesía duradera sin haber pasado por años de técnica, práctica y conocimiento. PUF qué flojera. Personalmente, creo que se refiere a escritores de su talla, pero igualmente se necesita mucho trabajo para volverse artesano de la escritura.

Saliendo de la librería descubrí que mi caballo estaba ponchado. Por suerte, al lado hacen reparaciones, pero me pidieron que lo llevara en la tarde. Así que tuve que caminar a mi casa, con lo cual pude acariciar al gatito marrón, que seguramente se quedó encerrado afuera, porque le pedincheaba a todos los que pasaban. Por lo menos no hacía mucho frío. Gatito consentido.

Y me puse a pensar que lo que ha pasado en mi vida en los últimos dos años me ha encerrado afuera. Y que, dependiendo de lo que yo decida construir en ese afuera, a la larga tal vez voy a agradecerlo ampliamente.

domingo, 4 de noviembre de 2007

30-13 !

Ganamos el partido! Y luego regresé a mi casa como araña fumigada, porque dos días seguidos de jugar basquet son mucho para mí en esta condición.

Por lo demás, me comí una pasta integral con queso y lo que quedaba de la salsa de champignones, platiqué con Sara, y trabajé en lo de los maestros de mate.

AUUUUUUUUUUUUUUUUM tengo mucho sueño. Espero que su fin de semana haya estado a todo dar.

viernes, 2 de noviembre de 2007

Telar

Hoy fui a la cena formal en (el colegio) Darwin con el equipo de basquet.
Llegué tarde, como siempre, porque regresé del trabajo a las 6:30, me bañé y me alisté y de ahí me fui bicicleteando tan veloz como pude.

Son buena onda, las del equipo. Platiqué con una francesa que me cayó muy bien. Ella trabaja en "catering", y gastronomía, y puf, se emocionó muchísimo cuando le dije que mi mamá tiene un restorán de comida tradicional mexicana. Ya quiere que le escriba unas recetas. Entonces, ella me invitó a su fiesta de cumpleaños que es mañana. Llevaré guacamole, porque como bien le advertí, yo no cocino ni maiz.

Luego platiqué con una portuguesa con mucha energía y con nuestra capitana que es una inglesa muy positiva, y otra inglesa buena onda que se llama Jen, y con nuestro coach que es el niño de 15 años a quien quiero de figurina en un escaparate. ¡¡¡Pero luego alguien propuso jugar futbolito!!! ¡Como en los buenos tiempos! El futbolito seguramente será la razón número cuatro o cinco en la lista de razones por las cuales no terminé mi doctorado. Carmen y yo éramos el terror de la región. Je je. Bueno, en realidad no tanto, pero era bonito ver la cara de sorpresa cuando le ganábamos a un equipo de hombres y no se la esperaban. Claro, extrañé a Carmen, como la extraño cuando juego básquet, la razón número tres.

Sigue ahí todavía un amigo de aquellos tiempos, un tal Mike que sale en una foto en la que estamos mi mamá, Eugenia Roldán, Ambili y yo (y Mike estirando el cuello detrás). También en el bar trabaja un mexicano que me cayó muy, muy bien. Él me dio una negra modelo. Y qué coincidencias, tiene un libro que dejé en la biblioteca cuando me fui, un 2001. Es chistoso, el mundo. Lo único malo de este Hugo, es que odia la salsa.... yo cuando vi que me caía muy bien, dije ya estuvo, este es mi boleto para las fiestas de la sociedad mexicana, a las cuales me niego a ir sola. Pero nimodo, no será.

Me la pasé tan bien, y me acordé de esos tiempos en los que era muy feliz. Poco a poco, resurgirá toda esa felicidad en la burbujita que es Cambridge. Mañana a jugar basquet, y el domingo tenemos partido.

El humor de hoy es: apreciativo.

Muchas sonrisas y abrazos para el que se deje.

feliz día de muertos y feliz halloween

Muy apropiado que el body snatcher que se llevó al último hombre al que amé, me escribió para decirme que

  • ahora sale con una que solía también ser mi amiga (y de nuevo, lo vi venir incluso entonces), y que
  • él no es en realidad un body snatcher! Que confíe en él!! (Resulta que soy "la única mujer a la que ha amado".... pobre nueva novia, no la envidio)

Pero tengan cuidado.... si se confían, se volverán zombies.

A lo mejor esto me sirve para entender más cosas ahora que vaya con Rasputín el lunes.

miércoles, 31 de octubre de 2007

iuju! Creo que ya enflaqué un milímetro!

Round

Like a universe expanding,
with a dwarf star at its center,
day by day,
my stomach grows.

I wish there would be entropy,
chaos, some disorder,
but the inevitable glut
stably marches on.

Round.
Like soft drops of olive oil,
like a dusty cocoa truffle,
like a snore.

The sun's weight sits on a spoon,
and still I chomp a bowl
of sunflakes, more and more
such gravity.

martes, 30 de octubre de 2007

Don't give up

.

domingo, 28 de octubre de 2007

La oscuridá

Hoy entramos al horario de otoño y las tardes se oscurecen. Son las 5:15 y ya es de noche. De aquí al solsticio de invierno, que es el 22 de diciembre, los días se harán más y más cortos.

Yo estoy en la casa con mis calcetines suaves, trabajando en el proyecto extra que tomé este mes. Es un proyecto con una faceta social y por lo tanto es bonito. Se trata de investigar el asunto de cómo mejorar las oportunidades de entrenamiento profesional para profesores de matemáticas en esuelas para niños con "special needs", leáse discapacidad de algún tipo. Social, de comportamiento, física, emocional, mental. Aunque ese estudio tal vez no tendrá demasiado impacto en el mundo real, es de cualquier forma una buena iniciativa. Me da gusto ayudar, y al mismo tiempo una gran tristeza cuando pienso en lo poco que tenemos en estos temas en México (y demás países del tercer mundo).

Es de noche, aunque sean las cinco. Mis roasted vegetables se me pasaron en el horno, pero no se quemaron demasiado; siguen estando ricos. Son: parsnip, zanahoria, cebolla roja, celeriac y dientes de ajo, con vinagre balsámico y tomillo (más sal, pimienta y aceite de oliva). Perdón, no sé como se traducen parsnip y celeriac, pero son raíces y el parsnip es dulzón, como primo del camote. Chomi.

Me gustaría escribir un poco acerca del solsticio de invierno, pero he de regresar a mi trabajo. Los dejo entonces con una foto de la BBC de la ceremonia de "nombramiento", en Etiopía.

jueves, 25 de octubre de 2007

Bésame muuuuu

No nos emocionemos, no es que haya yo besado a algún galán de cuento de hadas. Ni siquiera a un sapo. No, más bien fue que el nuevo maestro de "jazz" me sacó un librito de latin jazz, y ¡sópatelas! que la única que conocía yo era la de bésame mucho. Con la esperanza de que mi versión saliera menos como la de los Beatles, y más como la de Cesaria Évora, ahí te fui. O debería yo decir "ahí nos fui", dado que mi interlocutor era nosotros al empezar esta entrada.

Y es que leí mi poema (Their dreams, publicado abajo en borrador) en el taller, y resulta que es un poema antisocial, con imágenes lindas. Yo no sabía que los poemas podían ser antisociales... pero es que ¿de quiénes eran los sueños?, ¿quién era el tú del poema?, ¿la barracuda esa qué onda? Puf, quieren que todo tenga sentido. Pero en efecto, se tiene que depurar. Y es que eso de bailar ligeramente de un pie al otro con el idioma inglés, pues no se me da. Nos pusieron un ejercicio en el que teníamos que nombrar a un personaje famoso y describirlo en términos de objetos (si George Bush fuera un mueble, ¿qué mueble sería? si fuera un carro, ¿qué carro sería?), y yo tuve un colapso total. Para empezar esos ejercicios me chocan, aquí y en china. Y para seguir, con qué vocabulario, querido tuerto, ¿si no fluye de la lengua? El resultado: me puse de malas, y en los diez minutos que nos dieron, solo escribí una media frase que acto seguido tachoneé. Mi cerebro se puso en huelga... chale. Creo que debo ponerme las pilas y empezar a leer buenos poemas en inglés antes de ir a clase. Así la mente no llega en frío. Comprarme un libro, tal vez.

En fin. Mejor haré las tankas. Son como haikus, pero con sílabas 5-7-5-7-7, por ejemplo

Moon madness makes me
Dance in delight under stars.
I lift up my hands
And feel my arms grow longer
As they wrap around the moon.

-- Margaret Cheasebro

.



Ahora les pongo unos haikus que hice en clase (esa vez no se me atascó el cerebro).

Thin ice cracks open
A black river sleeps beneath -
The rabbit hurdles


Sandy lullaby
a million cricket songs
fill the scorching night





sábado, 20 de octubre de 2007

Hola con voz

Hola hola hola
como estás
yo muy bien
tu que tal

(ya sirve el micrófono)





video

miércoles, 17 de octubre de 2007

A dieta

Oficialmente me pongo a dieta. Ya me cansé de que mi panza se expanda y se expanda como el universo. Hoy empecé. En la cafetería me comí una ensalada de atún a la hora de lunch. Y de cena, yoghurt.
Creo que hasta voy a poner aquí en números mi enorme redondez, para ir actualizando el progreso. De aquí a Navidad, he de bajar cuatro kilos. Tons qué, Alina, va que va? Sara?

lunes, 15 de octubre de 2007

la vida es mejor cantaaaando

Fui a audicionar para un coro muy fufurufo. Aprendí que normalmente aceptan a los diez mejores cantantes de la universidad (de cada voz). No pasé la audición. Pero saqué dos cosas buenas:

1) dado que fallé por lo de leer música, no me siento muy mal. No lo he hecho en 5 años. No lo practiqué. Hoy practiqué cantar mi canción, y punto. Al director le gustó mi voz y cómo canto, y dijo que si ese fuera el único criterio, estaría dentro. Entonces, él no lo entendería, pero me da gusto... muy lejos de los días en los que me congelaba y cantaba con voz de pato congelado.

2) ya decidí que he de volver a cantar. He de tomar clases. Sí sí sí. Ojalá pueda encontrar un maestro que me enseñe a cantar jazz. Dado que estoy harta de la vida, he de cantar.

Pese a esas dos cosas positivas, claro, me dio decepción.

A otra cosa mariposa.

domingo, 14 de octubre de 2007

Borrador

.
Their dreams



As I drift down the depths

Light shines on the surface above

Weeds float in the cold salt water

A current runs past my feet


My fingers are pale in the netherlight

I arch my back, I can’t remember

But you would agree,

Something lives here

Flickers

If you wait long enough

You’ll see


Long gone are the bright days, the fields

Long gone the roses, the dinners,

red wine and piano scales

Here in the silence, all you can hear is a whisper of mermaids

Their dreams.


At last I found someplace deeper

darker than my sorrow

Adrift, I am a green leaf in the cold water

In the salt water

No tears

They washed away.


Weeds

I run the darkness through my fingers

Through the cold


Far above,

A field of blossoming suns

Grows outwards from the surface

The moon sends its cows to graze

Until darkness comes


I rest in the dark

Floating in time

Like the barracuda did

Unbothered, eyes fixed

On the next moment of a fish

to snap it away.

Otro poema que me gustó

.
The Seven Sorrows


The first sorrow of autumn
Is the slow goodbye
Of the garden who stands so long in the evening-
A brown poppy head,
The stalk of a lily,
And still cannot go.

The second sorrow
Is the empty feet
Of a pheasant who hangs from a hook with his brothers.
The woodland of gold
Is folded in feathers
With its head in a bag.

And the third sorrow
Is the slow goodbye
Of the sun who has gathered the birds and who gathers
The minutes of evening,
The golden and holy
Ground of the picture.

The fourth sorrow
Is the pond gone black
Ruined and sunken the city of water-
The beetle's palace,
The catacombs
Of the dragonfly.

And the fifth sorrow
Is the slow goodbye
Of the woodland that quietly breaks up its camp.
One day it's gone.
It has only left litter-
Firewood, tentpoles.

And the sixth sorrow
Is the fox's sorrow
The joy of the huntsman, the joy of the hounds,
The hooves that pound
Till earth closes her ear
To the fox's prayer.

And the seventh sorrow
Is the slow goodbye
Of the face with its wrinkles that looks through the window
As the year packs up
Like a tatty fairground
That came for the children.

-- Ted Hughes
.

sábado, 13 de octubre de 2007

Por qué me gusta el basquet

Creo que ya sé por qué me encanta jugar basquetbol. Hoy fui al gimnasio y entrené con el equipo de Darwin. Son muy lindas todas, y el coach es un chavo que parece tener 15 años (aunque por supuesto debe tener por lo menos 22). Está tan bonito, que me dan ganas de ponerlo en una cajita y guardarlo en un escaparate. Tierno. En el camino de ida, y en el de vuelta, iba yo cante y cante. Tal vez porque el gusto me escalaba por dentro como hiedra inesperada, tal vez porque estoy con la misión que me dio Sara de pensar en una canción positiva y bonita. Llegué, y jugué, brinqué, corrí, reboté (el balón, no yo), me cansé mucho y me divertí cantidades. Que viva la burbuja que es Cambridge.

Y por fin lo entendí. Lo que sucede es que yo soy una persona nerviosa. Hay poca gente en el mundo en compañía de la cual puedo ser totalmente yo misma, tranquila y relajada. Tal vez las puedo contar con una mano. (Nota: a lo mejor ese es una razón más por la cual amo a los animales.) El caso es que en general cuando estoy con un grupo de gente, me siento un poco estresada, un poco tensa, un poco insegura. Siempre estoy pensando que lo estoy haciendo mal, independientemente de lo que “eso que estoy haciendo” sea. En el trabajo, en una reunión conociendo gente nueva, incluso con gente que ya conozco. Siempre un poquito incómoda en mí misma en la presencia de otros. ¡Cuando juego básquet es todavía peor! De pronto tengo que hacer las cosas bien, en medio de un montón de gente. Me avientan el balón, y lo tengo que cachar, tengo que rebotarlo, pasarlo bien, o tirar a la canasta y no fallar. Estoy en un equipo y nos comunicamos y eso es sociable. Pero además está la presión de hacer las cosas bien. El resultado: estrés y adrenalina. Pero aquí viene lo bueno: en el basquetbol, se vale y está totalmente dentro del contexto, brincar, agacharse, aventar el balón con fuerza, salir corriendo tan rápido como puedo. Qué maravilla, es muy terapéutico. Ahora sólo espero el día en el que a medio presentar algo en el trabajo, se valga agarrar la laptop y tirársela al jefe, y luego salir corriendo haciendo un sprint, llegar al final del pasillo y brincar. Así sí disfrutaría el trabajo.

lunes, 8 de octubre de 2007

Rasputín

Hoy conocí a mi rasputín. Lo primero que me dijo fue: "Cuéntame un poco de lo que está pasando ahorita". Yo no lo sabía, pero esa era la frase mágica. Se abrieron las compuertas, y salieron cubetadas de lágrimas. Lloré y lloré. Yo no sé por qué.

Rasputín tiene unos 68 años, es delgada y de pelo corto y rojo. Tiene unos ojitos azules muy amables. Más tarde le pregunté si debería yo pensar más en estas cosas, para que cuando alguien me pregunte algo tan inocuo no resulte que tengo mucho por llorar, y ella me dijo que no hay tantos "deberías", y que si no he pensado tanto es tal vez porque no me he sentido lista para hacerlo.

Le conté que me siento afortunada, que tengo mucha gente maravillosa cerca, y que increíblemente tengo todo lo que planeé tener al venirme a Inglaterra. En realidad, es increíble. Tengo mi trabajo de medio tiempo que paga suficientemente bien para vivir, una casita linda con jardín, mi lugar en el diplomado de escritura creativa. Y cada una de esas cosas sobrepasa las especificaciones que le asigné.


Sabían que el lugar en el que trabajo es super bonito? Y trabajo sólo 7.5 horas al día. Además, el proyecto me gusta, y con César de gurú, sé que haré un buen trabajo. En ese, y en el otro trabajo, me ofrecieron darme más días la semana pasada.



La casita en la que vivo está mucho más bonita y bien ubicada de lo que esperaba. Tuve suerte, el hecho de que los dueños quieran usar el piso de arriba de almacén significa que tengo una casa por el precio de un departamento.



El diplomado de escritura creativa empieza mañana. Tengo ganas de trabajar en una novela, lo cual me da mucha emoción.



Voy a empezar a jugar básquetbol con Darwin el sábado. Y ya empecé a correr. Poquito, porque es bonito.



Entonces le dije a Rasputín que siento que debería ser feliz. De nuevo, me dijo que ella lo ve desde otro ángulo. Ella quiere saber por qué no lo soy. Y claro, hay que esperar, porque muchas de estas actividades apenas van empezando. Seguramente a la larga me harán feliz, o no?

Lo que no quiero es llegar a los 75 como en el poema de Walter Savage Landor:

On His Seventy-fifth Birthday
by Walter Savage Landor

I strove with none; for none was worth my strife,
Nature I loved, and next to Nature, Art;

I warmed both hands before the fire of life,

It sinks, and I am ready to depart.


.

viernes, 5 de octubre de 2007

Cuentito


Out of time

I don’t have time. I am already late for the train. I have my coat folded over one forearm and my suitcase on my other hand. The keys disband; even locking my car becomes a problem. I run to the rail ticket machine, heels clacking on the pavement. There is a crowd at the entrance, tightened with suitcases and bags and even bicycles. I have to wait my turn to get in. I’m not the kind of person who pushes others.

As I take a few seconds to catch my breath, I slip out of the auto pilot that gets me to work every morning. There's a grey dog sitting on the damp sidewalk on the outside of the station.

It’s a medium sized dog, thin but not skinny; its hair looks healthy in its drizzled coat. If the rain did wash away its scent trail, and it can’t get back home, this doesn’t seem to bother it. As I watch it scratches itself, free from the behavioural claustrophobia I live in. It’s looking intently at a puddle. The slanted early autumn sunrays create a better-than-emerald gem out of a half submerged redwood leaf. The trousers and bags of the people walking on the street towards the station reflect on the puddle, creating a dynamic flurry of colour. The dog stamps its paw on it, making it splash and splinter. Then it resumes watching the movement conveyed by this rain mirror.

The fat man in front finally makes it through the funnel and waddles as a freed Willy on the other side. I get to the machine. If I miss this train, I will be very late to work. It would be hugely embarrassing and I could be fired. I have exactly one minute and thirty two seconds to buy my ticket and get to platform number 11.

martes, 2 de octubre de 2007

Pregunta

Y a propósito, a que no adivinan a quién me encontré en el tren a Londres el día que fui a llevar a Ariel al aeropuerto?

jueves, 27 de septiembre de 2007

Reportando: curry, frío y TV

Algunos jirones revueltos de noticias:
Vino Cesar y fue muy bonito. Fuimos a Londres, vimos spamalot que me EN CAN TÓ, comimos curry, tomamos cerveza, filosofamos, pero tambien, él bailó. Sí. En cuanto consiga el video, que es secreto de estado, lo pongo.

Vino Ariel, quien se enfermó pero ya está mejor. Fuimos a un restorán donde cantó una chava super bonito. Hoy en la noche, fuimos a cenar curry de nuevo.

Reporto que el vindaloo en efecto es picoso. Ariel pidió cordero vindaloo, y declaró que sí es de respeto. Yo pienso que sólo gente que come mucho chile lo aguanta.

Ya cayó un frío invernal. Ayer regresaba en bici del trabajo, y llovía y soplaba el viento. Hacía tanto frío que la lluvia parecía garbancitos. Digo, granicitos. Mis manos ya estaban congeladas para cuando llegué a la casa, y hoy me puse un gorro y mi abrigo blanco.

Me está gustando mi trabajo, y para variar un poco, trabajo en él.

Ví el episodio piloto de la nueve serie de TV que se llama "Terminator: The Sarah Connor chronicles". No sé, no se me hizo tan bueno pero tampoco tan malo. La actriz que hace de Sarah Connor sí me cayó bien, aunque no le llegará nunca a Linda Hamilton. El que hace de John Connor es un chavito que sale en Heroes. Y los robots están sangronzones. Blah. Opino que si van a tocar franquicias queridas como transformers o terminator, que lo hagan bien. Siguiendo con el tema de la tele, vi también un episodio de una serie que se llama "the riches". Lo vi porque soy gran fan del comediante travesti inglés Eddie Izzard. Y me gustó mucho el programa! Así que lo recomiendo.

Yo pienso que "curry, frío y TV" suena mejor que "sexo, mentiras y video". Y por cierto, ya que ando con reflexiones de lo más sonsas, 1) Cómo se escribe "sonso", y 2)Por qué no incluyeron al dinero en eso de "sexo, drogas y rocanrol"?

viernes, 21 de septiembre de 2007

La sonrisa

A diferencia de a la pobre arañita a la que casi aplasté hoy al poner las sábanas nuevas en mi cama, a mí la vida me está sonriendo. Alegre. Dientona. Con sonrisa de sandía.

"Bienvenidos a su amigable hotel cruzando el río": así les diré hoy a mis queridos invitados cuando lleguen. Ya compré por fin sábanas, duvet, almohadas, todo eso. El refri tiene verduras y yoghurt, con lo cual yo pienso que César se morirá de hambre. Pero también tengo unas pizzas y unas galletas digestivas.

Pero hay más razones todavía para estar contenta: encontré boletos de oferta para Spamalot. Estaba ya frustrada porque parecía estar completamente vendida la función, pero de pronto, en un sitio por internet, encontré unos de oferta. Ya estamos! Listos para ir a Londres mañana a ver el musical de Monty Python, y después a cenar curry :) :) :)

Pero hay MÁS razones para estar feliz: hoy me llegó la aceptación al diplomado de escritura creativa en la Universidad de Norwich. Qué maravilla! Me parece que la vida, aburrida de cachetearme, me sonríe.

Dientonamente. Como un melón.

domingo, 16 de septiembre de 2007

La casita nueva

Es una casa para escribir. Está a todo dar. Lo que tengo ahorita son tortillas, jugos, queso, champignones, pasta, cafe, té. Y unas sábanas individuales para una cama matrimonial :)

Pero mejor pongo fotos. Nótese la menta y el romero en el jardín! Y el buen clima que aún tenemos.




Aquí hay más fotos:
album en picasa

Viva México!!

lunes, 10 de septiembre de 2007

Una reflexión absurda y desproporcionada sobre la fortuna.

Toda esta gente linda que me trata bien, que me valora y me hace sentir apreciada; los privilegios de los que gozo, me ponen a pensar. ¿Por qué me siento tan incierta? Por qué tan frágil. Yo creo que no estoy hecha para ser frágil, creo que es un desperdicio, ya que si me sintiera fuerte podría contribuir más granos de arena a las causas que me importan, a los matices de la humanidad que me apasionan. ¿Por qué no estoy contribuyendo a mejorar el mundo? ¿Por qué no estoy aprendiendo a expresarme artísticamente? Leí de las células totipotentes y pensé que todos somos como ellas. Podemos caminar en un millón de direcciones, escoger una y crecer, desarrollarnos, vivir (aunque sé que muchos no tienen el lujo). En general no sabemos que somos así de libres. A veces no nos alcanza el tiempo para pensarlo, o no nos acordamos. Por supuesto que también sucede que ya somos lo que queremos ser, o hacemos lo que queremos hacer. Pero cuando ese no es el caso, y cuando la fragilidad es lo que nos limita, entonces qué.

Me lleva a ser genuinamente más humilde. Ya no puedo juzgar igual de rápido a los demás, quienes van cubiertos de un delgado cascarón que protege su vulnerabilidad y confusión, o tal vez con una armadura, concha de tortuga, capas de cebolla, colores de camaleón, desnudez ingenua, grosero egoísmo o cualquier envoltijo que la vida los ha llevado a construir. No se trata de ser afortunados o no, no importa cuántos privilegios tengamos o nos falten. Ya seamos acolchonados clasemedieros en occidente o desnutridos, esclavizados sobrevivientes en África, todos estamos habitados por esas dualidades que son lo único absoluto, que nos forman. Somos irrelevantes y podemos cambiar la existencia. Somos absurdos y bellos, feos, sin sentido, hermosos, potenciales, desafortunados. Somos una partícula que da forma al universo, en armonía o disonancia, no importa. Finalmente somos todo y somos nada, y tiene tanto caso creer en lo que hacemos como no hacerlo. Pero tenemos a nuestro alcance una diversidad resonante que es la increíblemente bella sinfonía de la existencia, y estamos tanto en la orquesta como en el público, tocando nuestra partitura y oyendo como se mezcla con las demás.

Y mi pregunta era: ¿Por qué tan frágil? Y la respuesta entonces es: por eso. Porque al igual que esta reflexión, que es ridícula e inevitablemente vacía en su afán de explicarse, yo soy todo y soy nada, y eso hace que sea inalcanzable cualquier solución. O sea, algo así como mu.

sábado, 8 de septiembre de 2007

Caballos

Hoy fui al pueblo a sacar dinero del cajero automático. Ya casi de regreso, pasando el río y la orilla verde sembrada de felices vacas comiendo bajo los rayos del sol, pasé por donde tienen caballitos.

Había un caballo café que gritaba, así como alguien frustrado, y luego se echaba a correr a todo lo largo de su cerco. Me acerqué para ver que tenía, y el caballo repetía y repetía lo mismo. Se quedaba parado allá a lo lejos, viendo, después relinchaba fuertemente, y se echaba a correr hasta el otro extremo. Y luego de regreso. Me quedé ahí porque quería saber si estaba lastimado, o si alguien lo estaba sacando de onda, o qué. Después de un rato me pareció que buscaba algo, porque se asomaba en todos los lados de su cerca.

Pasó una viejita y me lo explicó: normalmente vive con un caballo blanco, al que quiere mucho. Y cada vez que al blanco se lo llevan a algún concurso o algo así, el café pasa todo el día protestando. "Así va a seguir, hasta que regrese el caballo blanco", me dijo.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Poema



Possum Crossing
by Nikki Giovanni

Backing out the driveway
the car lights cast an eerie glow
in the morning fog centering
on movement in the rain slick street

Hitting brakes I anticipate a squirrel or a cat or sometimes
a little raccoon
I once braked for a blind little mole who try though he did
could not escape the cat toying with his life
Mother-to-be possum occasionally lopes home . . . being
naturally . . . slow her condition makes her even more ginger

We need a sign POSSUM CROSSING to warn coffee-gurgling neighbors:
we share the streets with more than trucks and vans and
railroad crossings

All birds being the living kin of dinosaurs
think themselves invincible and pay no heed
to the rolling wheels while they dine
on an unlucky rabbit

I hit brakes for the flutter of the lights hoping it's not a deer
or a skunk or a groundhog
coffee splashes over the cup which I quickly put away from me
and into the empty passenger seat
I look . . .

relieved and exasperated ...
to discover I have just missed a big wet leaf
struggling . . . to lift itself into the wind
and live

jueves, 6 de septiembre de 2007

La casita nueva

Hoy fui a firmar el contrato y a dejar el depósito. Los dueños son muy lindos, unos señores "ya mayores", él es inglés y ella alemana. Hay toda una ceremonia para quitarse los zapatos antes de entrar por la puerta principal o el jardín, y quieren que todo esté limpio, limpio.

Estoy contenta, comprobé que es una casa bien requetebonita, me encaaaanta. Como todavía no tengo fotos de eso, les voy a poner un montón de fotos de las últimas semanas. Tendrán que imaginarse mi jeta detrás de la cámara.

Los curries de la mamá de Ambili:
















Caminando por la calle. Le tomé fotos a las elder flowers malignas que me dieron dolor de panza, y a los jardines porque son muy inglesitos












A winter's tale, en los jardines del colegio Sidney Sussex, en Cambridge. El que canta en la última foto era el pirata, no el guapísimo director, pero de la misma edad. Ya se imaginarán, casi podría ser mi hijo.






































El congreso de tecnología al que acompañé a Martin:







































Este último señor es el reportero de la BBC. Improvisaba mucho, me pareció bueno.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Rápidas noticias o la nuez que germina

Les cuento más buenas noticias: encontré un departamento bien bonito. Bueno, de hecho es una casa de dos pisos, pero el piso de arriba quedará intocable porque lo usarán los dueños para almacenar sus cosas.

Tiene una salita, un cuarto con puerta que da a un jardín, la cocina y un baño. Todo está bonito y de muy buen gusto. Tiene también una chimenea de verdad que funciona muy bien, perfecta para el invierno :)

La otra buena noticia es que me acaban de ofrecer otro trabajo, en una compañía de asesoría a biotecnología y farmacéuticas. Está cerca de Cambridge (se llega en tren), en un "science park" muy muy bonito, estilo inglés, con lago y árboles y mucho verde. El edificio es una casona, o manor house. Trabajaré ahí los miércoles y jueves, con lo cual son ya 3 días de trabajo a la semana. Ambili está ahí en la misma oficina, lo cual es bonito. Y lo mejor de todo es que me alcanzará para cubrir mis gastos y ahorrar un poquito.

Me siento muy afortunada, de verdad.

Debo una continuación de cuentito, pero de hecho me concentraré en escribir lo que tengo que mandar para que me acepten en el diplomado de Norwich.

Empiezo mi nuevo trabajo la próxima semana, y al final de esa misma me cambio a la nueva casa. Mandaré fotos.

miércoles, 29 de agosto de 2007

Los días buenos

Después de unos días de estar triste, me atacaron de repente días muy buenos*.

De los días tristes, les digo que son de respetarse, y he pensado en ir a la NHS (Nachonal gelth servis). Una debe tratarse con cariño. En el fondo, siempre está conmigo un núcleo de soledad absoluta (percibida o real). Si una nuez de soledad absoluta se cae al fondo de tu mente y nadie la ve ni la oye, hace "plongoch" ?

De los días buenos, les cuento todas las cosas bonitas que pasaron.

Fuimos a ver A winter's tale, de Shakespeare, a una de esas representaciones que se dan en los jardines de los colegios en Cambridge cada verano. Estuvo muy bien y muy agradable, además los días ahora sí han parecido de verano.

Después de la obra, fuimos a un restorán bar que se llama Bun Shop, donde los lunes se presentan canta-autores medio hippies, acústicos y muy buenos. Cantó una mujer gringa con influencias célticas, unas canciones bien bonitas, poéticas, casi todas con temas de la naturaleza. Su voz era dulce aunque no anonadante, pero eso sí, estaba gruesísima para tocar la guitarra. Sus composiciones eran originales y buenas. ¡Lo disfruté mucho! Además comí ensalada griega, chomi, y les invité la cena, con lo cual me sentí un poco mejor.

Al restorán llego todo el grupo teatral que había representado winter's tale. Se van de gira a gringolia. Y aquí viene otra levantada a la moral. El director, un ente guapisíSImo, me veía, me veía y no me dejaba de ver. Lo único malo es que ha de haber tenido 25 años. Así que no, no. Pero oh-qué-guapo.

Ayer fui a trabajar y me la pasé muy bien. El ambiente es muy agradable, en el centro de matemáticas de la universidad. Me sentí productiva y útil. :0). Tengo además acceso al servicio de la universidad para renta de casas, con lo cual tengo opciones menos caras.

Fue una de esas ocasiones en las que una se siente supersticiosa. A medio día, en la misma hora, me llegaron tres invitaciones a entrevistas. 1) Otro amigo de Deutsche Bank, quien ahora es jefe de equipo, dice que me podría ofrecer un trabajo y que sabe que sólo quiero medio tiempo. Él me cae muy bien. 2) El jefe de Ambili escribió y tengo entrevista el lunes. 3) Me llamaron también a entrevista del trabajo de "Public Understanding of Risk". Tengo que preparar una presentación acerca de un tema de riesgo que esté en la conciencia popular/ en los medios de comunicación.

Así es que todo pinta bien. Creo yo que finalmente sí podré vivir como quiero: trabajando medio tiempo, rentando un lugar bonito, y escribe quete escribe. Por cierto, el siguiente post será la siguiente página del cuento Cacao.


* ¿tendrá que ver con que han sido días de hermoso y soleado verano?

viernes, 24 de agosto de 2007

Nosotros los inestables

¿Les ha pasado, que un día sienten que todo va bien, y que son buen@s para todo, y al día siguiente sienten que todo está del nabo y son un@s inútiles?

A mí me pasa todo el tiempo, chale con esta volatilidad. Ayer y antier estaba tan down, tan pesimista, harta, etc, y además sin el pretexto de la hormona. Pero hoy me siento tan de buenas. Siento que encontraré trabajo, que estaré a gusto viviendo sola, que disfrutaré la vida.
Ojalá esta yo sea la que tiene la razón.

domingo, 19 de agosto de 2007

Y el premio es para.... ¡El chocolate!!

El chocolate ganó la encuesta y queda coronado como la mejor contribución mexicana al mundo, por lo menos en este pequeño espacio.
Para celebrar la ocasión, va un cuentito. Les agradezco mucho sus comentarios, para mejorarlo.


CACAO




Metztli se levanta de su cama. Se pone un vestido de fibra tejida sobre el cuerpo erguido, suave; sandalias en los pies ligeros. Lleva el largo cabello suelto, y en el cuello una flor de jade. Camina a la cocina. Se marea, su estómago desequilibrado con oleadas de noche, punzadas en la cabeza.

Prepara el cacao amargo con miel de maguey, harina de maíz y vainilla de Chiapas. Lo deja hervir. Toca su collar con una mano, la otra bate con el molinillo. Adorna la bebida espumosa con achiote y almizcle. El olor a vainilla y especias llena la cocina; atrae a su hijo de dos años. Apenas sabe caminar, no habla. Lleva los brazos extendidos y detrás de la boca esconde una sonrisa que le suaviza los cachetes. La mira con dos ópalos brillantes, como si quisiera decirle algo. Esa mirada la inunda de percepciones, de ideas. Por primera vez desde en el día, no le duele la cabeza. ¿Son recuerdos o son sueños?. Intenta fijar las imágenes y su mente las dispersa como el viento soplando sobre un diente de león. Llena la jícara y la levanta.

Sale de la casa con la obsesión de una reina en las manos, cuidadosamente balanceada junto con una esperanza. Por la vereda, sus pies compactan la húmeda tierra blanda. El murmullo de las hojas verdes a ambos lados la acompaña, susurrándole deseos y tristezas.

Llega al palacio, el guardia la conoce y la deja pasar por una pequeña puerta lateral. Camina por el pasillo empedrado, a través de los jardines y las fuentes. Ha perdido su postura erguida, ahora se ve encorvada, insegura, casi vieja. Los guardias a la entrada de la habitación de la reina abren la puerta sin mayor ceremonia. El más ancho, una ceiba barbuda de hombre con olor a esclavo, la sigue con la mirada.

La reina está sentada a la mesa.
-Ahh- dice -por fin. Llegas tarde.- Sus ojos de escarabajo la observan penetrantes desde el centro de la cara pálida como una luna siempre huyendo del sol. Metztli da un paso hacia atrás, se aleja de esa mirada que la ensarta y la convierte en hormiga clavada al piso. Llena de arrugas, la cara de Maria de Tursonia es dura como piedra volcánica. Mueve el brazo con urgencia y Metztli se libera del suelo y se acerca. Se arrodilla y deja la jícara en el piso. Intercambia una mirada con Tepey el traductor, sentado a un lado de la soberana. Es un hombre de identidad firme. La inteligencia le brilla en la piel. A través de la mirada, los brazos eficientes, la espalda derecha, se le ve una intención controlada. Su voz es como un río ancho y profundo, con el zumbido de libélulas arriba de la superficie. Huele a caucho. Se conocen desde hace años; sus vidas no se tocarán más que con un hilo de seda. A Meztli este hombre le fascina más que los corales del mar claro de la costa, la miel de abeja, las esmeraldas que adornan las fuentes del palacio.

Al depositar la jícara, se intercambia también el acuerdo de proteger secretos. Ella guarda el de Maria de Tursonia. Tepey guarda dos secretos que Meztli nunca le entregó. El primero, que su interés en contrabandear el cacao va más allá de las monedas de plata, y debería ser motivo de preocupación para la realeza. El segundo es más valioso.

Un sirviente llena las tazas de porcelana, como las de los chinos. A la reina le gustaría tomar la bebida preciada en copas de oro, como en los famosos banquetes de trescientos platillos que ofrecía el jefe vencido; pero necesita ser discreta. El sonido del chorro vertido en las tazas es por un momento el de una cascada y los vuelve a todos puntos en la inmensidad del universo. La dulzura picante que emana de la taza suaviza el gesto duro y poroso de un rostro acostumbrado a exhalar órdenes. Metztli, olvidada, se desplaza hacia la puerta y se retira sin dar nunca la espalda. Con gusto sale del cuarto, frente a la reina se imagina en presencia de un depredador. Inhala el aire fresco de la mañana y al hacerlo se marea. Siente naúsea. Regresa por la vereda con pies pausados, oye ladridos a lo lejos.

Al llegar a su casa prepara otra jícara, para ella y para Coatzin, el niño pequeñísimo de ojos negros; con chile y achiote, vainilla y miel de los pueblos de tabasco. Afuera de su ventana crecen flores amarillas, adentro una tortuga de piedra descansa en el marco. Prepara un desayuno de chapulines, maíz y calabaza. Piensa en el traductor y en los dos secretos. Coatzin bambolea con los brazos extendidos, choca contra ella. Metztli lo abraza y acaricia su pelo. A su lado, una visita se posa en la ventana.

Largas plumas verdes iridiscentes, de color imposible, cubren su cola, extendiéndose de la ventana hasta casi tocar el piso por fuera de la casa. En la cabeza una cresta erizada, formada por plumas comprimidas unas con otras; el pico es amarillo, el pecho y vientre de color rojo carmesí intenso. Las patas cortas tienen dos dedos hacia atrás y dos hacia delante. Con un movimiento rápido, se sacude las gruesas nubes y los árboles que la selva dejó sobre sus alas. Emite una sílaba de madera. Mueve el cuello ondulante en una pregunta y, con la pata oscura, avienta algo que cae sobre el pie de Metztli y luego al piso con el sonido de un pedrusco. Coatzin emite un grito de felicidad y se abalanza sobre el objeto. Metztli, sorprendida, abre con cuidado los dedos de su hijo y extrae un caracol de su palma abierta. Se levanta, quisiera ver a esta ave desconocida de nuevo; pero la ventana está vacía.